La basura, al campo


lLa basura al campo.Prevención. Dos equipos de voluntarios de Protección Civil están realizando una batida por los barrancos del término municipal de Elche. Van recorriendo a pie poco a poco las ramblas y caminos, anotando y fotografiando concienzudamente cada punto de vertido que encuentran. La idea es que después el Ayuntamiento los limpie.

Dos equipos de voluntarios de Protección Civil «peinaron» ayer tres de los principales barrancos de la ciudad para revisar concienzudamente que no haya escombros o maleza que pueda complicar la época de lluvias. Los problemas que se pueden generar en los barrancos aparecen cuando la basura y los restos vegetales descontrolados provocan un «tapón» que impide al agua avanzar con normalidad por su cauce natural (lo que acaba en desbordamientos), o desechos de todo tipo que acaban «viajando» cauce abajo flotando en el agua hasta llegar a las puertas de las viviendas o las carrerteras.

La agrupación local de voluntarios repite estas batidas todos los años por estas fechas, y ayer se concentró en el barranco de San Antón (que nace en término municipal de Monforte y acaba en la carretera de Santa Pola), el de Los Arcos (que se inicia en Aspe y discurre paralelo a la carretera hasta Algoda y Algorós) y el de Barbacena, el más largo, que linda con el término de Crevillent. En los tres casos los voluntarios destacaron que han encontrado la zona más limpia que en ocasiones anteriores, o bien porque mucha vegetación se ha secado o porque los pequeños vertederos incontrolados han sido retirados. El procedimiento que siguen es anotar y fotografiar cada punto crítico para dar parte al Ayuntamiento y que las brigadas municipales se encarguen de ellos.

El hecho de que estas sendas no tengan desembocadura supone también un factor de riesgo para inundaciones, pues en el caso del barranco de Barbacena acaba en una carretera entre Matola y la estación de tren de Crevillent, o en el de Los Arcos comienza a difuminarse entre viviendas y bancales.

En todo caso, grandes ruedas de maquinaria pesada, muebles, enseres, colchones, escombros y fragmentos de electrodomésticos son parte del paisaje rural. Entre todos estos elementos algunos especialmente contaminantes los vecinos más incívicos acaban dejando un rastro de basura difícil de explicar, porque muchas veces cuesta inferir cómo han llegado los objetos allí, o por qué razón no han sido echados directamente en el vertedero o contenedor adecuado.

Esta revisión les sirve a los miembros de Protección Civil, de paso, para familiarizarse con puntos de difícil acceso del término municipal y de alta probabilidad de inundación en caso de fuertes lluvias. Moisés Durá, jefe de la agrupación, señala que seguirán recorriendo algunas de estas zonas en próximas salidas para localizar caminos de acceso alternativos y prever situaciones de riesgo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s